Laberinto

Izquierda, derecha

Muro

Entrada

Paso al frente

Tapón

Dudo

Pasa, retrocede

Bajón

Escucho tu voz

a lo lejos

Parece que sigo

en el mismo sitio

Me siento en el piso

Entre los dos

Ilusos, creímos

que era una muralla

Es un laberinto

entre mi voz y tu oído

Es un laberinto

y el vecino hace ruido

Y no tengo señal

para activar Google maps

Es un laberinto

grado de dificultad: infinito

Quizás

me encuentres tirada

en una esquina sin nada

más que mi dibujito

de este laberinto

y la flor

que me diste al principio

Pero ese cuerpecillo

ya no seré yo

Verás, el cansancio

exprime el espíritu

Ya se derramó

Cuidado al pisar

Te puedes resbalar

No intentes recoger

Ya casi se evaporó

Lo intenté resolver

pero algo me faltó

y este laberinto

a mí me atrapó

Cruel hogar gris

Cruel trampa vil

Laberinto asesino

dueño de mi destino

y mi voz

Túnel

Empiezas a sentir
el abrazo cruel de la soledad
Tu grito ya no lo oye nadie
Tu voz es un mosquito que se pierde en el aire
Ya quieres ir a picar a los culpables
Pero fuiste tú
quien se puso la toga negra
Fuiste tú
quien se puso a contar las penas
Fuiste tú
Estabas buscando el túnel al final de la luz
Fuiste y te fuiste
a esconder en tu agujero
Fuiste tú y fuiste
volviendo al miedo tu suero
Hiel ensuciando tu cuero
Piel fracturando tus huesos
Fuiste y te fuiste
de todos lados desapareciendo
Rastros de ti ya cubiertos
por seres que sí están despiertos
No vengas ya a reclamar tu puesto
Sólo le falta metro y medio a tu agujero

Helix Nebula

Vivo en una nube cosmica

Que agoniza en la claridad del día

Pero de noche es inhospita

Densa gruesa y no me muevo

Es como flotar en miel

Y a veces pueden comerme aquí las hormigas

A veces las estrellas que alumbraban, me caen encima

Pero reboto y caigo sobre un cometa

Que me lleva a toda felicidad

Al éxtasis de la velocidad

A sensaciones voluptuosas en las tripas

A mirar al cielo llorando de alegría

A ver de nuevo la ilusión de proponer teorías

Que llenan de descubrimiento y de poesía mis días

A este cometa se le agotan ya las baterías

Ahí voy de nuevo y me lanzo sin paracaídas

Y el no saber dónde voy a caer es otra nota

Ya do re mi fa sol la si se quedaron cortas

Porque estas notas son de procedencia cósmica

Porque estas cosas son las que dan vida a mi órbita

Y es que sin ellas está nube se vuelve tóxica

Se vuelve ácida comiendo piel, carne y hueso

Se vuelve infierno consumiendo el alma a fuego lento

Dibujarte

Necesito aprender a dibujarte para poder copiarte cuando te vayas. Mírame fijamente, que necesito aprenderme, tus líneas, tus puntos…

¡Qué cosas descubro!

Lunares y pliegues, cortadas y marcas. Tantas huellas de vida en tu piel. Aterrizo en el sendero que dejó el llanto libre. Lamento no haber estado en esos días tristes. Yo te hubiera amado con abrazos sin grises…

Intento fallido.

Es complicado

Hacer arte con estas manos

Desierto

Me pierdo en la infinita bruma que colma mi herida. Me pierdo en la felicidad que no llega a mi vida. Me pierdo en las malditas ganas que se comen mi calma, y en la estúpida casa donde habito y pierdo.

Pierdo buscando momentos que suman tormentos, que esconden recuerdos en mi herido pecho.

Y llega el desierto a mi alma cuando me hacen beber veneno.

Realidad, me estrello. Apareces tan fría pa’ matarme lento

Porque te fuiste

Te despediste, y mirabas tan triste la casa que nos cobijó. Mirabas tan triste, o eso quería yo que pareciera, o eso querías tu que pareciera. La luz de ese barco se va ya alejando, y la luz de mi alma la vas apagando con el eco de tu adiós, tan vacío y tan cargado, tan cortito y tan amargo, y yo… Aquí, a la orilla de mis penas podría esperarte toda una vida, o podría buscarte por pedacitos, y armando el recuerdo inventar que fuiste mío de nuevo, o podría fingir que nunca fue perfecto, que todo lo que di, podré darlo de nuevo, que todo lo que encontré, lo encontraré de nuevo, que será cuestión de tiempo para que esta historia se entierre en mi memoria, sin más.

Te despediste, derramando los grises de un cielo que nos cobijó, derramando los grises, que caían todos sobre mí, que caían todos sobre ti. La luz de la casa sigue titilando, a veces se apaga, como protestando, pero como yo, se irá acostumbrando, ¿no crees? A tu ausencia y a tu espacio, tan vacío y tan amargo. Y es que no fue tan perfecto, ¿ya ves? Porque te fuiste

Brújula rota

Buscas un camino corto al cielo, pero no hay atajos. Buscas conocer, saber quién eres, pero al tiempo mueres. Encerrada entre tu cama y tu almohada porque no quieres que te vean llorar, porque lo único que quieres es volar. Y sueñas despierta, hay una casa desierta, entre el ángel y tu puerta quedan pasos quedar.

Y tú sólo quieres volar, pero no sabes dónde están el norte y el sur, ¿dónde están? Y tú sólo quieres volar, ya no quieres soñar con cosas que no dan, volar sin mirar, sin mirar volar, pero volarás y volarás. Encerrada entre dos alas quebradas dentro de una mirada que no sabe mirar. Encerrada entre las almas que bailan, entre reglas que escapan a tu palpitar. Es difícil entrar en tu mente, debo estar demente, por quererte amar, un tanto demente por quererte ver volar.